Búsquedas

Remedios para la hipertensión


La hipertensión es un problema cardiovascular que afecta a millones de personas; Según datos publicados por la Asociación Estadounidense del Corazón, uno de cada tres adultos sufre de presión arterial alta ... básicamente un tercio del planeta. Esta alarmante cifra ha convencido a las principales organizaciones sanitarias de difundir más información y promover estilos de vida más saludables.

Conocer los riesgos que conlleva la hipertensión es uno de los primeros pasos hacia la prevención y el tratamiento de esta enfermedad. También cabe destacar que la profilaxis no consiste solo en la ingesta de medicamentos, sino también en concienciar sobre el abandono de estilos de vida nocivos para la salud. Los remedios naturales no deben subestimarse; hay alimentos que ayudan a combatir la hipertensión de una forma más natural. Veamos en detalle cómo combatir la hipertensión gracias a la madre naturaleza.

Remedios para la hipertensión, alimentación.

Almendras crudas

Según muchos expertos, comer algunas almendras crudas todos los días podría resultar eficaz contra la hipertensión. Gracias a la alta cantidad de ácidos grasos esenciales Omega 3 presentes en la almendra, se produciría una reducción del nivel de colesterol y una mejora moderada de la función cardíaca.

Agua de coco

Es rico en potasio, electrolitos y otros nutrientes que pueden reducir la presión arterial alta. Según los datos de investigación publicados en West Indian Medical Journal, beber agua de coco ayudaría a regular la presión arterial, tanto cuando está alta como baja. El resultado de esta investigación ha mostrado resultados increíbles: los pacientes con presión arterial alta que tomaron agua de coco vieron una reducción de la enfermedad hasta en un 71%, los que sufrían de presión arterial baja pudieron regularla hasta en un 29%.

Avena

La avena, muy apreciada por su alto contenido en fibra y nutrientes esenciales, parece ser otro remedio natural capaz de disminuir la presión arterial alta.
Según un estudio realizado por la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, el consumo de avena ayudaría a reducir el nivel de colesterol en un 5%. Del mismo estudio habría surgido que la ingesta constante de avena afectaría el control de la hipertensión y la prevención de enfermedades cardíacas.

Cúrcuma

La cúrcuma es sin duda un protagonista muy respetado un lugar entre los remedios curativos, gracias a su acción antioxidante y antiinflamatoria que aporta la curcumina, su principio activo.
Esta especia resultaría muy eficaz en la atenuación de procesos inflamatorios y, por tanto, en la lucha contra los diversos problemas asociados a ellos, así como en el control de la hipertensión arterial.

Según los expertos, si se toma junto con la pimienta negra, tendría un efecto vasodilatador, ideal para mejorar la circulación y mantener limpias las paredes arteriales. Además, actúa como anticoagulante natural, ayudando a regular la circulación sanguínea.

Jugo de limón y perejil

Muchos expertos dicen que tomar una mezcla de jugo de limón y perejil todos los días provocaría una disminución de la presión arterial alta, gracias a su efecto diurético.
Tanto el limón como el perejil contienen importantes nutrientes que facilitan la eliminación de líquidos y el exceso de sodio, ligados al aumento de presión.
Ingredientes:

  • 1 limón sin pelar
  • 1 ramita de perejil
  • 200 ml de agua

Preparación:

  1. Cortar el limón en trozos con la piel y verterlos en la centrífuga junto con el manojo de perejil y el vaso de agua
  2. Centrifugue por unos momentos, luego filtre y beba con el estómago vacío preferiblemente por la mañana

Plátano

Es una de las fuentes más ricas en potasio, una sal mineral esencial para quienes necesitan mantener la presión arterial bajo control.
Para ello, si no persisten otros problemas de salud, es recomendable comer un plátano al día, acompañado de una dieta equilibrada.

Ajo

El ajo crudo contiene importantes elementos nutricionales: desde la antigüedad se ha considerado uno de los alimentos curativos más poderosos. Comer uno o dos dientes de ajo al día ayudaría a mantener a raya la hipertensión, gracias a sus compuestos de azufre que reducen la presión arterial y estimulan la circulación sanguínea.

Para más información, le recomendamos leer el artículo "Hipertensión arterial, remedios naturales"

La información proporcionada es solo para fines informativos; de ninguna manera pueden reemplazar el consejo de un médico.


Vídeo: Episodio #1140 Alta Presión, Causas y Soluciones (Agosto 2021).