Búsquedas

Sensores de estacionamiento: matrícula y kit


LA sensores de estacionamiento son una buena comodidad, sin duda alguna, y cualquiera que haya aprendido a conducir cuando no existían y tal vez ni siquiera existía el servo de dirección lo sabe bien. En aquel entonces era realmente complicado aparcar, cuántas maniobras, cuántas "revoluciones", cuánto tiempo con el motor en marcha y la consiguiente contaminación, sin olvidar el mal humor y los posibles daños, por maniobras imprecisas.

Esta tecnología nos permite, cuando estamos conduciendo, conocer la distancia entre nuestro vehículo y un obstáculo que puede ser otro vehículo, una pared u otra cosa. A estas alturas todos los coches están instalados, en serie, o bajo pedido, como accesorios, accesorios que uno siempre acaba pidiendo porque son realmente cómodos y útiles. Hasta la fecha yo sensores de estacionamiento se encuentran entre las “opciones” más apreciadas por los automovilistas y en continua evolución para no arruinar el diseño de los automóviles y ser cada vez más precisos.

Sensores de estacionamiento: cómo funcionan

Tanto la estética, la tecnología como la interfaz se pueden examinar ligeramente y mejorar de un mes a otro, pero la sensores de estacionamiento básicamente siempre trabajan con la misma "lógica". Colocados en los parachoques de los vehículos, los sensores emiten ondas ultrasónicas, o como veremos, ondas electromagnéticas, e interceptan el obstáculo que encuentran, enviando de inmediato información sobre el controlador que se encuentra en el vehículo. En esta placa electrónica se procesan y transmiten al altavoz el cual emite sonidos para indicarnos qué tan cerca estamos y si nos estamos acercando demasiado.

Varíe la frecuencia con la distancia. También está la variante con señalización mediante leds luminosos en lugar de con sonidos, o la opción que los une y combina de una forma muy eficaz y cómoda.

LA sensores de estacionamiento son cada vez más útiles a medida que los automóviles adquieren formas y volúmenes que son cada vez más diferentes entre sí y, a veces, un poco improbables. Basta pensar en los SUV y lo difícil que es tomar conciencia de su tamaño, tanto para quien tiene que conducirlo como para quien tiene que hacerlo. parque cercano. Los sensores de aparcamiento son la solución más inmediata para evitar chocarlos accidentalmente, lo mismo ocurre con cualquier tipo de obstáculo que tengas cerca al aparcar.

Sensores de estacionamiento delanteros o traseros

Los sensores se pueden colocar en los parachoques delantero y trasero, en ambos casos siempre funcionan con la emisión de ondas ultrasónicas que interceptan los obstáculos a los que hay que tener cuidado al aparcar. LA los sensores suelen estar ocultos en los parachoques para que no estropeen la línea estética de los coches a los que cada vez se presta más atención. Lo importante es que el sistema de estacionamiento emite señales cuando debe, no es necesario que te des cuenta de su presencia, ¡al contrario!

En algunos casos, eliges si instalar i sensores de estacionamiento en el parachoques delantero o trasero pero el consejo es adoptar ambos para estar más sereno. El sensor trasero nos activa solo si ponemos la marcha atrás y suele enviar sus señales cuando estamos con nuestro vehículo a menos de metro y medio del primer obstáculo.

Sensores de aparcamiento: ¿cuánto cuestan?

El precio de estos "accesorios " que ahora están presentes por defecto en casi todos los modelos, pueden variar mucho tanto de un modelo a otro como de la tecnología que contienen. Los más innovadores que pronto descubriremos, pueden costar más pero también ofrecen varias ventajas.

Sensores de aparcamiento inalámbricos

Veamos uno de los modelos más vanguardistas, por ahora, el inalámbrico, por lo tanto, inalámbrico. No están disfrutando del éxito que se esperaba, en verdad, porque sus actuaciones no siempre son excelentes por lo que acaban aceptando "los hilos" para evitar tener sensores de estacionamiento menos precisos que los estándar.

Es cierto que la tecnología inalámbrica hace que el procedimiento de instalación sea sencillo porque no es necesario perforar el parachoques del vehículo y se puede poner el sensores en un soporte de matrícula dedicado sin demasiadas maniobras. Es cierto que la pantalla interna puede alimentarse con el encendedor de cigarrillos y se comunicará cómodamente a través de la tecnología Wi-Fi. Es igualmente cierto que por ahora muchos no lo están haciendo bien y prefieren optar por modelos tradicionales pero precisos.

Sensores de aparcamiento electromagnéticos

Un modelo reciente que los usuarios están disfrutando es el que usa ondas electromagnéticas en lugar de ultrasónico. Cuestan más hasta la fecha, pero puede valer la pena pensar en ello. Sin embargo, si se dan cuenta, el precio bajará, como siempre.

Estos sensores aparecen como una tira adhesiva que se coloca dentro del parachoques sin tener que aplicar obviamente los demás. sensores ultrasónicos. Cuando ponemos la marcha atrás, estos sensores de estacionamiento se activan, si se colocan en la parte trasera, y están listos para darnos su señal cuando nos acercamos demasiado a obstáculos. La señal puede ser acústica pero también brillante.

Si te ha gustado este artículo sigue siguiéndome también en Twitter, Facebook, Google+, Instagram

Usted también puede estar interesado en

  • Giroscopio: funcionamiento
  • Reconocimiento facial


Vídeo: CÓMO instalar SENSORES de APARCAMIENTO ELECTROMAGNETICOS SIN TALADRAR (Agosto 2021).